jueves, 18 de junio de 2015

La estrategia: violar la ley – Columna en El Norte

Link original: http://www.elnorte.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?id=65044&urlredirect=http://www.elnorte.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=65044




La estrategia:
violar la ley


Por: María F. Santos Villarreal



.


Los resultados de estos comicios, a nivel nacional, nos dejaron una macabra lección: romper las leyes resulta ser lo más redituable para los partidos políticos en las elecciones (¿o siempre?).

Las violaciones a la normatividad en este periodo fueron desde actos que pasaron tan desapercibidos como el constante y numeroso plagio de canciones famosas, pasando por actos de campaña ilegales, hasta una burla calibrada a la veda electoral.

1) Plagio. Hubieron alrededor de una decena de candidatos que cometieron plagio mediante el uso de canciones muy famosas para atraer votantes. Sí, cambiaron las letras para adecuarlas a su persona y partido, pero la música es igual: sigue siendo plagio. Destacaron dos casos.

El de Ricardo Monreal, de Morena, quien fue candidato en la delegación Cuauhtémoc, en el DF, quien utilizó la música de "Uptown Funk", de Bruno Mars, al final de su campaña. Ganó la jefatura delegacional.

El de Alejandro Moreno, de la coalición PRI-PVEM, quien fue candidato al Gobierno de Campeche y usó la música de "El Taxi", de Osmani García, durante toda su campaña. Ganó la Gubernatura.

2) Actos de campaña ilícitos. En este rubro bien podrían colocarse a absolutamente todos los partidos políticos. Todos han estado vagando en la cuerda floja por este tipo de violaciones. No obstante, destacaron ciertos casos en particular.

El de Enrique Vargas, candidato del PAN a la Alcaldía de Huixquilucan, Edomex, quien debido a las múltiples denuncias en su contra por actos anticipados de campaña, colocación de propaganda en lugares prohibidos, etc., especialistas electorales determinaron que, por el cúmulo de violaciones y sanciones, podría cancelársele su candidatura. Por supuesto que esto no sucedió y ganó la Presidencia Municipal.

El de Lourdes García, candidata del PRD a jefa delegacional de Tlalpan, DF, el cual se destaca no porque su violación a la ley haya sido de tremenda magnitud, sino por el espacio en el que lo hizo: colocó un cartel suyo a unos cuantos metros de la sede del INE, en postes de alumbrado público. El problema fue colocar propaganda en equipamiento urbano, lo del INE sólo le agrega una pizca de descaro.

El del PRI en Melchor Ocampo, Edomex: militantes priistas de este municipio hicieron proselitismo ¡en una iglesia! Llevaron a una celebración religiosa propaganda con el logo del partido y con los nombres de sus candidatos.

3) Violación de la veda electoral. El premio mayor al peor de los casos de violaciones a la ley en todo el 2015 lo protagoniza el ya tan hablado Partido Verde, el cual además de todos los actos ilícitos que cometieron antes y durante el periodo de campaña, se burló de nuestras instituciones y de los ciudadanos promoviéndose en plena veda electoral de la manera más cínica posible.

Pagaron, presuntamente, desde 10 hasta 200 mil pesos a cada uno de los personajes que aceptaron cometer el delito electoral junto con ellos. El trato fue que tuitearan sus pseudopropuestas e invitaran a votar por ellos. A la fecha, no han tenido sanción alguna.

En fin, ¿qué nos dejó para reflexionar esta jornada electoral?

Moraleja para los partidos: rompe las leyes de la forma que gustes, sé creativo. No sólo no te sancionarán, sino que aparte ganarás el cargo que buscas.

¿Es justo esto? No. ¿Es legal? Tampoco. Pero en este país tan surrealista, parece que la legalidad y la justicia únicamente se usan como papel de baño.

Moraleja para los ciudadanos: Participación ciudadana no es nada más votar. Debemos vigilar y exigir todo el tiempo, no una vez cada tres años.

Si queremos que la situación de corrupción e impunidad cambie, debemos de actuar nosotros, porque la autoridad no hará nada al respecto. Al menos eso nos han dado a entender.

Y si la autoridad electoral quiere probar lo contrario, que sancione los delitos electorales con todo el peso de la ley. ¡Que hagan algo, pues! Porque en estas elecciones sólo sirvieron de botargas.


__________________________
La autora es editorialista invitada
y estudiante de la Facultad Libre
de Derecho de Monterrey.









___________________________________________

Aviso: Todo lo escrito es a título personal. Lo expresado en este espacio es exclusiva responsabilidad de la autora y no representa de forma alguna el criterio de ninguna institución a la que pertenezca.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario