domingo, 26 de abril de 2015

Ropa para hombres, para mujeres y para gays

Link del original: http://www.sdpnoticias.com/gay/2015/04/25/ropa-para-hombres-para-mujeres-y-para-gays



Ropa para hombres, para mujeres y para gays


POR: MARÍA SANTOS, @MARIFERSV94




Vivimos en un mundo heterosexual.  




En una entrevista con la revista The Sunday Times, el famoso diseñador Giorgio Armani dijo lo siguiente:

“Un hombre homosexual es un hombre al 100%. No necesita vestirse homosexual. Cuando la homosexualidad es exhibida al extremo de decir –’Ah, sabes que soy homosexual’– eso no tiene nada que ver conmigo. Un hombre tiene que ser un hombre”.

Esta declaración me causó bastante indignación. No es posible que en pleno siglo XXI sigan habiendo personas que digan este tipo de cosas.

Para empezar, ni siquiera hay una forma establecida de vestirse para los heterosexuales y los homosexuales ni para los hombres y las mujeres. Sí hay estereotipos, pero estos deben sin duda alguna ser abolidos. ¿Por qué? Porque le guste a quien le guste y le pese a quien le pese, todos los hombres y todas las mujeres tenemos derecho a vestirnos como se nos de la fregada gana. Punto.

Ahora resulta que hay una forma gay de vestirse y una forma hétero de vestirse, ¡vaya! Todos tenemos el derecho de vestirnos (que es una forma de expresarse) como nos sintamos más cómodos con nosotros mismos; sin atender a ningún tipo de estereotipo o convencionalismo social.

Segundo, no es cuestión de que “necesitan” vestirse “como homosexual”. Nadie “necesita” vestirse de ningún modo. Todos nos vestimos como queremos, porque queremos y porque podemos. ¿Qué los hombres gay no pueden vestirse como quieran?

Yo soy mujer y uso faldas, tacones y vestidos porque me encantan, no por convencionalismo social. También me visto seguido con pantalones, playeras y tenis: como convencionalmente se le atribuiría la vestimenta a los hombres. Yo me visto como quiero cuando quiero y no tengo por qué adherirme a cierto estilo. Los hombres gay tienen derecho a hacer lo mismo.

Asimismo, me resulta estúpido que Armani se “queje” de que la homosexualidad es “exhibida al extremo”. A ver, ¿disculpa? La heterosexualidad es exhibida al extremo. En todas partes. Podría ocupar decenas de páginas hablando de cómo la heterosexualidad es el “default” en todo: en la mercadotecnia, en los productos, en los libros, en las canciones... En todo. La homosexualidad no es siquiera exhibida, porque de inmediato la sociedad represora busca censurarla (como sucedió hace tiempo con el poster de una obra de teatro en San Pedro que tenía como protagonista a una pareja de hombres gay).

Así como algunos hombres y mujeres gritan a los cuatro vientos su heterosexualidad, los homosexuales pueden hacerlo también. No considero que el vestirse de cierto modo sea una manera de gritar tu orientación sexual (suponer esto me resulta estúpido), pero si así lo fuera y los homosexuales quieren gritar que son homosexuales, ¡que lo hagan! Los heterosexuales también lo hacemos. ¿Qué tiene de diferente?

Ah, ¿que los niños van a volverse homosexuales por ver tantos gays? ¡Por favor! Los homosexuales no se volvieron hétero incluso cuando vivimos en un mundo en el que la heterosexualidad reina, ¿o sí?

Vi este post en la página de Facebook “Lizzy the Lezzy” (una página que promueve la aceptación de la comunidad LGBTI y comparte historias diversas que rompen con estereotipos) y me gustó bastante:


Tal cual como dice el post, debe de ser. No entiendo por qué la sociedad sigue tan estancada y promoviendo los estereotipos hasta en la vestimenta. Ya no es suficiente con atacar a las personas que no son heterosexuales porque no van con el status quo. Ya no es suficiente impedir a los LGBTI de gozar de los mismos derechos que los heterosexuales. Ya no es suficiente seguir marcando por todas las vías posibles una diferencia entre los heterosexuales y “los demás” (que no debería de existir. Porque todos somos humanos y por ende somos iguales en ese sentido. No entiendo por qué el afán de seguir buscando segregar a quien es diferente, como si fuera una especie de alien y no un humano igual a todos los demás). En fin, no resultando suficiente toda esta discriminación, la sociedad impone estereotipos de vestimenta a los gays.

O sea, ¿hasta en la ropa hay que complacer los convencionalismos más retrógradas? Por dios. ¿Qué sigue?! ¿Pasta de dientes para mujeres y para hombres? ¿Bebidas para gays y bebidas para heterosexuales?

Me parece ridícula la declaración de Giorgio Armani. Pero sobre todo, me parece ofensiva hacia todos. No sólo hacia la comunidad LGBTI: porque si bien critica la forma de vestir de los gays (como si hubiera una establecida y todos se vistieran igual), también pretende imponer estándares sobre qué ropa deben usar los hombres y, por ende, qué ropa deben usar las mujeres. Indubitablemente, una declaración bastante indignante.

Vivimos en un mundo heterosexual. Lo menos que como humanos debemos de hacer es respetar a los demás y buscar que los que no son heterosexuales gocen de los mismos derechos que nosotros.

Por naturaleza y ante la ley, todos los humanos somos iguales. Hay que abolir este tipo de convencionalismos sociales (como el de la vestimenta “para hombres”, “para mujeres” y “para gays”) que lo único que hacen es discriminar y segregar.



  _____________________________________________


Aviso: Todo lo escrito es a título personal. Lo expresado en este espacio es exclusiva responsabilidad de la autora y no representa de forma alguna el criterio de ninguna institución a la que pertenezca.

3 comentarios:

  1. Es muy interesante e importante que se deje de lado la discriminación hacia nosotros los gay. me encuentro muy feliz con mi pareja
    y vivimos excelentemente y cada fin de semana vamos a Hotel Gay
    de Melgar donde la privacidad, la discreción y el respeto por tu identidad sexual es la mayor preocupación. Amo ser gay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da mucho gusto que te sientas cómodo contigo mismo, a pesar de lo que la sociedad busque imponer. Saludos.

      Eliminar
  2. Es muy interesante e importante que se deje de lado la discriminación hacia nosotros los gay. Yo estoy muy feliz con mi pareja
    y vivimos excelentemente y cada fin de semana vamos a Hoteles Gay Melgar
    de Melgar donde la privacidad, la discreción y el respeto por tu identidad sexual es la mayor preocupación. Amo ser gay.

    ResponderEliminar