jueves, 30 de abril de 2015

El vocero de la ilegalidad



COLUMNAS

El vocero de la ilegalidad



POR: MARÍA SANTOS, @marifersv94



El vocero del PVEM ha calificado de ridícula una petición que más de 140,000 ciudadanos respaldamos.


 Hoy al medio día acudieron Martha Tagle, Sergio Aguayo, Carlos Brito, Alfredo Figueroa, Alfredo Lecona, entre otros, a entregar en la oficialía de partes del Instituto Nacional Electoral 139,432 firmas en un USB como anexo a una petición formal en la que se exige al INE y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que determinen la pérdida de registro del Partido Verde Ecologista de México.

Esta solicitud no sólo está fundamentada en diversas disposiciones de la normatividad electoral y en varias sentencias dictadas por el mismísimo TEPJF, sino que es una solicitud legitimada por ser en defensa de la democracia y del Estado de Derecho que tanto le hace falta a nuestro país proteger y observar.

Los ciudadanos ya pusimos nuestro (gran) granito de arena exigiendo que la ley se cumpla y que imperen la razón y la justicia. Ahora, el tema queda en manos de las autoridades electorales que tienen dos opciones: defender la legalidad o solapar la ilegalidad. No hay de otra. Esperemos que tanto el INE como el TEPJF opten por la primera opción.

Lo que motiva en el fondo esta petición es la negativa ciudadana a permitir violaciones a nuestra Constitución y a nuestras leyes: es simple, no hay “cortinas de humo”, ni “intereses ocultos”, ni nada de eso.

El Dip. Arturo Escobar ha declarado que desconoce cuáles son los verdaderos motivos de este movimiento. Lo único que tiene que hacer el diputado y sus simpatizantes (¿o acarreados?) para conocerlos es ir caminando por la calle y no poder evitar ser bombardeado por la contaminación visual de su propaganda engañosa, es ir al cine a intentar disfrutar de una película y no poder zafarse de ver sus molestos e ilegales cineminutos, es estar en su casa descansando sin poder evitar que le llegan dádivas que él no desea y que llegaron allí por medio de un ataque a sus datos personales… Lo único que tiene que hacer es leer y conocer nuestro ordenamiento jurídico en materia electoral.

El vocero del PVEM ha calificado de ridícula una petición que más de 140,000 ciudadanos respaldamos. ¿Es ridículo exigir que se respete la ley? También ha declarado que los “abajofirmantes” no tenemos sustento jurídico alguno. Me resulta sorprendente que el representante ante el INE, el coordinador del grupo parlamentario de los Diputados y el vocero del Verde (todos estos cargos depositados en un solo personaje) declare esto. Una de dos: o el diputado Escobar es extremadamente ignorante en la materia jurídica-electoral o es extremadamente cínico. El sustento jurídico de la petición es muy amplio y sólido: de eso, no hay duda.

Supongo que, como ya conocemos todos que opera el Verde, el diputado pretende con sus declaraciones engañar a la población para que se desanimen de apoyar una solicitud legítima. En fin, los motivos del diputado y de sus simpatizantes para descalificar nuestra petición son muy obvios: pero lo sorprendente es que sus argumentos son (ahora sí) ridículos.

Se queja el vocero “verde” de que todo esto se debe a ignorancia de lo que hace el partido y a que no los conocemos. ¡Es todo lo contrario! Hemos tenido como ciudadanía el disgusto de “conocer” al Partido Verde por suficiente tiempo como para estar ya hartos de sus mentiras, sus dolosos engaños, sus ataques, sus ilegalidades y sus indignantes escándalos.

Que el PVEM cese de existir es justo y necesario. Justo, por todo lo ya planteado en estas semanas; necesario para la reivindicación de la poca democracia que le queda a nuestro (q)herido México. Si el INE y el TEPJF no determinan la pérdida del registro del Verde, perderán el poco porcentaje de credibilidad que les queda, habrán dádole incentivos indirectos a quien quebranta la ley para seguir haciéndolo, dañará la democracia mexicana, violentará nuestros derechos políticos como ciudadanos y contribuirá, de gran modo, a la pérdida gradual, aunque rápida, del Estado de Derecho en México.

Esperemos que nuestras autoridades electorales recapaciten.



____________________________________

Aviso: Todo lo escrito es a título personal. Lo expresado en este espacio es exclusiva responsabilidad de la autora y no representa de forma alguna el criterio de ninguna institución a la que pertenezca.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario