lunes, 29 de diciembre de 2014

¡No más bikinis! Ah, pero arriba con los estereotipos.



Los estereotipos de belleza son una construcción social y una forma de violencia contra la mujer.

Por: María Santos Villarreal  @marifersv94


La presidenta de la organización Miss Mundo, Julia Morley, declaró  que se eliminará del certamen de belleza los desfiles de las participantes en bikini a partir del 2015. Esto con el supuesto objetivo de empezar con el lema de “Belleza con propósito”.

“No necesito ver a mujeres paseando de arriba abajo en bikinis. No hace nada por la mujer. No me importa si alguien tiene un trasero dos pulgadas más que otra persona, realmente no estamos mirando su trasero, estamos escuchándolas hablar”. – Morley

Me parece bien el lema, sin duda. Lo que no me parece es que se crean con la autoridad de imponer ellos (o más bien, seguir imponiendo desde 1961 hasta la actualidad) lo que es bello y lo que no.

Para empezar, así como modelar en bikini no hace nada por la mujer, tampoco el participar en un certamen tan superficial. Dice que no están mirando su trasero sino viéndolas hablar, pero siguen habiendo estándares físicos para participar. Es una contradicción. Evidentemente hace este cambio de política para revivir la atención del público a este evento, no porque le importe la dignificación de la mujer.

Este tipo de concursos de belleza, así como el abuso psicológico de parte de toda la mercadotecnia, son una forma de violencia contra la mujer. Hacen creer a todo el mundo que la mujer perfecta es aquella con un cuerpo esbelto, cabello largo, cintura delgada, etcétera. Bombardean a la población con una definición de lo que es bello muy denigrante; esto afecta a muchas mujeres que no se ven así (pues se deprimen y piensan que son feas o indeseables), a los hombres (pues su actitud se vuelve machista y sus estándares de belleza están en un nivel casi imposible de alcanzar) y a las mismas mujeres participantes (pues se cosifican ante todo el mundo, se convierten en objetos). Es particularmente triste que la presidenta de esta organización sea mujer; pero bueno, esto es un claro ejemplo de que también se da la violencia de mujeres hacia mujeres.

Si de verdad fuera irrelevante el cuerpo de las mujeres, no estarían allí puras barbiesLa gran mayoría de las mujeres del mundo no son así y no tiene nada de malo ni de bueno. Si de verdad les importara más lo que la mujer tiene que decir que su cuerpo, entonces no valorarían ningún aspecto físico y sería una especie de concurso de oratoria sobre conciencia social.

En cuanto a la belleza, quisiera compartir un fragmento de un poema de Gabriel García Márquez:

Si aún no ha pasado el bisturí por tu piel,
si no tienes implantes de silicona en alguna parte de tu cuerpo,

si los rollitos no te generan trauma,
si nunca has sufrido de anorexia,
si tu estatura no afecta tu desarrollo personal,
si cuando vas a la playa prefieres divertirte en el mar y no estar
sobre una toalla durante horas,
si crees que la fidelidad sí es posible y la practicas,
si sabes cómo se prepara un arroz,
si puedes preparar un almuerzo completo con postre,
si tu prioridad no es ser rubia a como de lugar,
si no te levantas a las 4:00 a.m.. para llegar primera al gimnasio,
si puedes salir con ropa de gimnasia tranquila a la calle un domingo,
sin una gota de maquillaje en el rostro…
Estás en vía de extinción… ¡Eres una mujer exquisita!
Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies; si no aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz. Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo; es aquella que con tan sólo una franca y abierta sonrisa, con una simple caricia y un buen consejo puede alegrarte la vida. Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos. Una mujer exquisita no es la más ardiente (aunque si me preguntan a mí, todas las mujeres son muy ardientes y los que estamos fuera de foco somos los hombres); sino la que vibra al hacer el amor solamente con el hombre que ama. Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada al ser admirada por su belleza y elegancia; es aquella mujer firme de carácter que puede decir no”. - Gabo

Qué maravillosa concepción de la belleza. Y al mismo tiempo, qué triste que mientras un hombre supo apreciar la verdadera belleza de la mujer, es una mujer quien cosifica a otras mujeres internacionalmente (y peor aún, con el gusto de estas).

Es deplorable la evidente doble moral del certamen Miss Mundo. Dicen que pasearse en bikini no aporta nada, pero realmente lo que no aporta nada es la existencia de un concurso internacional de bellezasuperficial que cosifica a la mujer y que baja el autoestima del resto de las mujeres. La concepción de la belleza que tenemos gracias a este tipo de programas es muy triste y muy pobre.

Verbigracia, de las siguientes fotos: ¿quién se les hace más probable que pueda participar en un concurso de Miss Mundo (de acuerdo a los estándares del certamen vistos en toda su existencia)?



Por supuesto, la de en medio. Tenemos, de izquierda a derecha, a Laverne Cox, a Angélica Rivera y a Tania Ramírez. Angélica Rivera es sin duda muy bonita, pero como es de sabiduría popular, es perversa, engreída, ignorante, falsa, deshonesta y aprovechada. Laverne Cox, por otro lado, aunque también es actriz, es una mujer que lucha todos los días por los derechos humanos y es una muy reconocida activista feminista. Tania Ramírez es una joven ciudadana brasileña que se dedica al activismo para hacer conciencia en cuanto al racismo y la discriminación y las agresiones debido a este factor.

Las tres mujeres son bonitas (bueno, al menos a mi parecer). Pero sólo dos de las tres mujeres son bellas: Cox y Ramírez. ¿Por qué? Porque ser bonita atiende únicamente al físico, mientras que ser bella engloba toda una gama de cualidades. Cox y Ramírez son mujeres que, independientemente de si son bonitas o no, son bellas, dado que son personas con moral, con principios, que ayudan a los demás, que luchan por un mundo equitativo, que son inteligentes, que son informadas e informadoras: que son valiosas en sí mismas.

Sin embargo, en Miss Mundo no aparecería Laverne Cox por ser trans y un poco llenita ni Tania Ramírez por no tener un cabello sedoso ni maquillarse. A fin de cuentas, para gente como esa lo que importa es el físico y no el corazón.

Una mujer bella es aquella que es valiosa más allá de su cuerpo físico. Nos han hecho creer a lo largo de la historia lo contrario porque de esta forma se reprime a las mujeres y se crean muchos ingresos pecuniarios para varias industrias (como la farmacéutica, la plástica, etcétera).


¡Ya basta de estos estereotipos tan dañinos! Basta de seguir promoviendo la cosificación de la mujer. No hay mayor plenitud que el sentirse bien con una misma y con su cuerpo y todas las mujeres tienen derecho a ello.



__________________________________________________
Aviso: Todo lo escrito es a título personal. Lo expresado en este espacio es exclusiva responsabilidad de la autora y no representa de forma alguna el criterio de ninguna institución a la que pertenezca.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario